Saltar al contenido

Ser detective privado

detectives privados

La profesión de detective privado sigue siendo muy desconocida, por lo general haciendo una media de cada 10 empresas con las que nos hemos reunido, solo conocen nuestro potencial 1-2, en los despachos de abogados de forma similar, es curioso el desconocimiento que hay sobre nuestra profesión, esto se complica aun mas al ser un colectivo pequeño. En España hay a día de hoy tenemos aproximadamente 5500 habilitaciones de detectives privados, y nuestros servicios son de una casuística muy amplia, se nos contrata principalmente para asuntos de tipo laboral, mercantil, financiero, económico, familiar y particular entre otros.

Hoy en día hay la figura de los detectives privados en España cumple con un papel muy importante en la sociedad. Los detectives privados contra todo lo que parezca, son profesionales en constante evolución a nivel formativo y técnico. Esto se debe al resurgimiento de nuevas necesidades por parte de la sociedad, esto hace que estemos en constante desarrollo.

A raíz de la presencia de detectives privados en los medios televisivos o en prensa, mucha gente se pregunta si nuestra actividad profesional es tan espectacular. La respuesta negativa, “un detective no es un espía” todo lo contrario, nos dedicamos a investigar dentro de la legalidad”.

A pesar de ello es una profesión en la que cada caso es un mundo. Cuando se sale de cada para hacer un servicio de investigación privada, hay que llevar el depósito de nuestro Buga hasta rebosar de gasolina, algo de comida que aguante y unos cambios de ropa. Porque sabemos cómo, donde y cuando empezamos, pero nunca cómo, cuando ni cuándo vamos a terminar.

Nuestra actividad profesional puede variar en función de la casuística que investiguemos, lo que conlleva que haya que montar un operativo de investigación de una persona durante el día e, incluso, de noche para acreditar la realidad de lo que allí esté ocurriendo“nos llaman los notarios de la verdad pero con mucha cautela para ver sin ser vistos.

En nuestro día a día están muy presentes las nuevas tecnologías, se han convertido en una herramienta habitual dentro de nuestro colectivo. Además, las redes sociales también ofrecen una gran fuente información, por lo que es necesario que el detective privado esté actualizado en todo lo referente a nuevas tecnologías. Estas funciones se llevan a cabo en la zona mas intima de un detective “su despacho”. Y a ello hay que sumarle que una parte del trabajo se realiza en el despacho para atender a nuestros clientes.

Nuestra actividad está hiper-regulada y con unos límites muy claros, estamos amparados en la Ley de Seguridad Privada 5/2014, de 4 de abril. En determinadas ocasiones nos encontramos con un linea muy fina y a veces con colisiones de derecho y aquí es donde nuestra amiga “la jurisprudencia” nos ayuda y nos marca esos limites infranqueables con migas de pan. Por ello, como detectives privados tenemos el deber de actuar con proporcionalidad, con el fin de no cometer errores. Entre otras normativas, hay que actuar de acuerdo a la Normativa vigente en materia de Protección de Datos, la ley marca que se tienen que respetar los derechos de las personas investigadas, pues la normativa marca la diferencia entre lo que es una investigación lícita o ilícita.

Con toda la información obtenida elaboramos un informe con nuestras gestiones y observaciones para posteriormente si fuera necesario aportarlo y ratificarlo ante su Señoría (Juez) .

¿Cual es nuestro ámbito de actuación?

Entre las servicios de investigación privada más solicitados a los detectives privados se encuentran las relacionadas con casos de tipo laboral, mercantil, económico, financiero,personal, particular y familiar entre otros.

Y la pregunta mas importante, al menos la que mas nos hacen

¿Cuál es el precio de un detective privado? O mejor dicho ¿cual es el precio de un despacho de detectives ?

El precio de nuestros servicios va de forma personalizada y en función de las circunstancias y medio requeridos para este tipo de servicios.